Con una vasta experiencia que abarca desde roles en organismos multilaterales como el Banco Mundial hasta su liderazgo en The Nature Conservancy, este profesional es un defensor ferviente de la producción de alimentos respetuosos con la naturaleza y la implementación de dietas sostenibles.
En una entrevista con Foco, João Campari, Líder Global de la Práctica de Alimentación y Agricultura de WWF Internacional, abordó temas críticos como la crisis hidrológica en Río Grande do Sul, la agricultura regenerativa y el papel de WWF en la mitigación del cambio climático.
Para Campari, la crisis hidrológica en Río Grande do Sul es un trágico recordatorio de cómo nuestras acciones han llevado a la naturaleza a perder su equilibrio. “La naturaleza no ataca. Es la base de nuestra existencia y solo responde a nuestras acciones”, afirma. Según él, la solución radica en la propia naturaleza. Las medidas más rentables y sostenibles son aquellas que aprovechan el poder de la naturaleza para impulsar los ecosistemas, la biodiversidad y el bienestar humano, enfrentando así grandes desafíos como el cambio climático.
Las soluciones basadas en la naturaleza (SbN) son la clave. Estas incluyen acciones para proteger la naturaleza de una mayor conversión, restaurar tierras y aguas degradadas y gestionar de manera sostenible los recursos naturales. Ejemplos de estas soluciones son la restauración de humedales, que protege a las comunidades de inundaciones, y la conservación de manglares, que sirven como viveros para peces y protegen las viviendas de tormentas. Campari destaca que estas soluciones ya están funcionando en todo el mundo, pero es fundamental que sean inclusivas, transparentes y basadas en los conocimientos tradicionales y locales.