Según el análisis realizado por Puente, el índice general de commodities avanzó levemente un +0,2% en el último mes, con desempeños sectoriales mixtos. Sobresalieron los incrementos en los precios del petróleo y la plata, mientras los alimentos exhibieron bajas generalizadas.
Energía
Las cotizaciones del petróleo retomaron la senda alcista, en un contexto de menores tensiones geopolíticas en Medio Oriente y recortes de producción de miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados (OPEP+). El barril de Brent anotó +0,9% y el WTI un +1,1%. La expectativa es que promedien en 2024 los USD 84 y USD 80 el barril, respectivamente. En el año acumulan incrementos de +7,9% el Brent y +10% el WTI.
La Agencia Internacional de Energía (IEA) reveló que crecieron los inventarios de crudo, dado el debilitamiento de la demanda mundial ante un nivel de oferta sólido. Esto, sumado a la expectativa de que miembros de la OPEP+ comiencen a desandar con los recortes voluntarios, llevó a que el precio futuro del Brent cediera desde máximos superiores a USD 91 el barril hasta USD 85 por barril este año.
La Administración de Información de Energía de EE.UU. (EIA) informó que espera que el precio del Brent finalice en torno a los USD 84 el barril, y alcanzaría los USD 85 el barril el próximo año.
Metales
Los metales preciosos presentaron desempeños mixtos a medida que las tensiones geopolíticas en Medio Oriente fueron cediendo y en un escenario donde la Fed no solo mantuvo la tasa de política monetaria sin modificaciones, sino que redujo la previsión de 3 recortes a 1 para 2024, lo que se traduce en tasas elevadas por más tiempo. Esto mantiene el atractivo de los bonos del Tesoro frente a “activos refugio” que no generan ningún tipo de rendimiento nominal.
El oro se estabilizó en USD 2.330 la onza (-1,2% en los últimos 30 días) y acumula +13% en el año, con una expectativa de USD 2.320 la onza en el último trimestre. La plata mantuvo la tendencia alcista en el último mes: +2,1% hasta USD 29,2 por onza (+22,9% anual).
En tanto, los metales industriales cedieron en términos generales, influidos por la incertidumbre acerca de la debilidad del crecimiento de China y la ralentización de la actividad mundial. El índice de referencia anotó -6,9% en el último mes, por desempeños negativos en los precios del cobre (-9,4%) y el acero (-5,9%). Solo el aluminio mostró un avance (+0,2%).
Agrícolas
Para el sector agrícola, las perspectivas lucen favorables por el lado de la oferta, al compás de mejores condiciones hídricas en EE.UU. Las proyecciones de producción para 2024 de soja y maíz se mantienen alcistas, mientras que para el trigo se espera una reducción. En el último mes, la soja cedió -1,1% hasta USD 435 la tonelada.
En lo que respecta a Argentina, la Bolsa de Comercio de Rosario mantuvo en junio sus proyecciones para las campañas de siembra 2023/2024, esperando que la producción alcance: para el maíz unos 47,5 millones de toneladas (mt), para la soja los 50 mt pese a las dificultades del clima, y para el trigo de 14,5 mt.