En vísperas del cierre anual y tras alcanzar los primeros 100 días de gestión, el gobierno presenta un panorama alentador en materia de proyectos estratégicos para el país. La Ministra de Obras Públicas, Claudia Centurión, compartió la visión de su cartera respecto a un horizonte prometedor para el próximo año.
“Estamos trazando un camino sólido con una cartera de proyectos que apuntan al desarrollo sostenible y la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos”, expresó Centurión al detallar los planes en marcha.
Entre las iniciativas destacadas, el gobierno planea una renovación integral del transporte público, con la inclusión progresiva de buses eléctricos a partir del 2024. Esta medida no solo impulsará la modernización del sistema, sino que también busca impactar positivamente en la reducción de emisiones contaminantes.
Además, se anticipa una convocatoria a licitación para el mejoramiento de las paradas de ómnibus, enfocada en ofrecer espacios más seguros y cómodos para los usuarios.
En cuanto a la infraestructura aeroportuaria, se proyecta la construcción de un nuevo aeropuerto en Luque, con ajustes en el diseño original para adecuarlo a las necesidades actuales. La Ministra enfatizó la importancia de evaluar la fuente de financiación, considerando modalidades como la Alianza Público-Privada (APP), que podría viabilizar este ambicioso proyecto.
Uno de los puntos centrales es la concreción del Tren de Cercanías, una prioridad establecida por el presidente Santiago Peña. Este proyecto, que figura entre los planes clave del gobierno, apunta a mejorar la conectividad y la movilidad dentro del país.
“Continuar con la ejecución de obras es fundamental para mantener el impulso del progreso que estamos llevando a cabo”, destacó la ministra Centurión, subrayando la importancia de garantizar recursos para la continuidad de estos proyectos trascendentales.
En suma, las proyecciones del gobierno para el próximo año se perfilan como un horizonte prometedor, con proyectos ambiciosos que apuntan a transformar la infraestructura y mejorar la calidad de vida de los paraguayos.
Desembolso para saldar deudas del gobierno anterior
Centurión, reveló además un ambicioso plan para saldar deudas pendientes del gobierno precedente con empresas constructoras y vialeras. Este anuncio implica la disposición de más de USD 160 millones antes de finalizar el año en curso, como parte de un adelanto provisto por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).
El propósito principal de esta inyección financiera es atender las deudas pendientes con el sector, anticipándose a la emisión de bonos por un total de USD 600 millones programada para febrero del próximo año. Se estima que de esa emisión, USD 350 millones serán asignados específicamente para saldar las deudas con el sector de la construcción, aliviando así una situación crítica que ha impactado severamente en la estabilidad económica del área.
La ministra Centurión destacó que este compromiso no solo busca saldar pasivos heredados, sino que también se enfoca en asegurar la continuidad de las operaciones y en la recuperación de los puestos de trabajo perdidos en el sector. Según sus declaraciones, se espera revitalizar entre 20.000 y 30.000 empleos que se han desvanecido en el último semestre debido a la falta de pago por parte del gobierno anterior.
“El compromiso, además de pagar la deuda heredada, es garantizar la continuidad y que se puedan recuperar los 20.000 a 30.000 puestos de trabajo que se quebraron en el sector de la construcción en el último semestre ante la falta de pago”, acotó.
Este anuncio busca no solo saldar compromisos financieros sino también reactivar una importante fuente de empleo y actividad económica, proyectando un horizonte más estable para el sector de la construcción en el país.