Si desea obtener más información sobre las tarjetas de crédito antes de solicitar una, comencemos con la definición del crédito en sí. Todos lo escuchamos, pero ¿sabemos realmente lo que significa el término?
En términos más simples, el crédito es la capacidad de pedir dinero prestado y realizar compras en virtud de un acuerdo. Dentro de este acuerdo contractual, debe devolver el monto en un momento determinado. El prestatario recibe dinero de una institución, generalmente un banco, con un acuerdo para devolver el dinero. Este dinero normalmente generará intereses que deberán pagarse. Este es el costo de pedir prestado a la institución.
El crédito se menciona comúnmente cuando se hace referencia a su historial de crédito, un registro permanente de su uso de crédito. Los prestamistas examinan su historial de crédito, así como varios otros factores, para determinar si es elegible para diferentes tipos de préstamos. Algunos ejemplos de estos préstamos pueden ser una hipoteca, un préstamo para automóvil o una tarjeta de crédito. Cuanto más alto sea su puntaje de crédito, mejores serán sus condiciones para estos servicios. Si desea mejorar sus posibilidades de obtener la aprobación, querrá tener un buen historial crediticio.
Construir y tener un buen crédito es una parte clave para establecer su seguridad financiera. El crédito es importante no solo cuando se trata de obtener la aprobación de un préstamo, sino también cuando se trata de encontrar un trabajo, un apartamento, conseguir un automóvil y más.