Desde 2017, la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) viene implementando el Sistema Integrado de Facturación Nacional (SIFEN), con miras a transformar a Paraguay en un país con facturación electrónica. Desde ese entonces Sicfe trabaja en plataformas que contribuyen a brindar servicios digitales prácticos, confiables y, sobre todo, que ayuden a reducir costos y tiempo.
Sicfe es una empresa de software que nace en Uruguay en el año 2011, con el objetivo de brindar una solución innovadora a aquellas organizaciones que buscaban gestionar sus documentos de manera ágil y rápida a través de la facturación electrónica. Tras su consolidación en el vecino país y luego de haber estudiado las oportunidades que ofrecía el mercado paraguayo, en el 2018, la firma decidió asentarse en nuestro país e iniciar así el camino hacia la transformación digital.
Actualmente, la compañía cuenta con más de 50 profesionales que trabajan para más de 4.500 contribuyentes tanto en Uruguay como en Paraguay. Ellos se encargan de atender las necesidades de transformación de las empresas y que estas cumplan con la normativa establecida en cuanto a facturación electrónica.
Atendiendo a que los cambios en la regulación y la fiscalización implican la adopción de nuevos mecanismos y tecnologías, Sicfe cumple el rol de conectar y dialogar con los sistemas de facturación o ERP de empresas y los departamentos de Hacienda, como es el caso de la SET en Paraguay.
El sistema que actualmente se implementa por la SET tiene muchas similitudes con el que se desarrolló en Uruguay; por lo que, desde la empresa entienden, que cuentan con una vasta experiencia para llevar adelante proyectos de factura electrónica sin ningún tipo de inconvenientes.
Equipo de Sicfe Paraguay. Foto: Gentileza
Rodrigo Risso Thomasset, director de Sicfe, explicó que a diferencia de otras corporaciones del rubro, esta se dedica exclusivamente a la facturación electrónica y todo su equipo está orientado a este objetivo. “Tenemos un altísimo nivel de satisfacción entre nuestros clientes, experiencia acumulada desde el 2011 y contamos con oficinas en Asunción, desde el 2018, donde brindamos atención y soporte para todo Paraguay. Nuestra filosofía es que el pasaje a la facturación electrónica sea transparente y que los usuarios trabajen con tranquilidad”, afirmó.
Aquí, en Paraguay, la compañía cuenta con una cartera de clientes conformada por más de 60 prestigiosas marcas que confían en su gestión, lo cual les impulsó a formar alianzas estratégicas junto a organizaciones locales como consultoras y proveedoras de servicios de software para empresas, mediante los cuales brindan un servicio de mejor calidad y llegan a más clientes.
Para Rodrigo, asumir el cambio cultural que trajo aparejado esta nueva forma de documentar operaciones, a través de la facturación electrónica, fue lo más desafiante. “A medida que fuimos avanzando en el proyecto, nos han ido tomando confianza y el resultado se refleja en la etapa de producción, cuando los clientes comienzan a emitir sus primeros documentos electrónicos. Se sienten cómodos con nuestras herramientas y es así como se naturalizan los procesos”, puntualizó.