Bajo el lema “El tiempo vuela. Alcánzalo”, Porsche presentó el nuevo 911 GT3, un auto que con su aceleración de 0 a 100 Km/h en tan sólo 3,4 segundos es difícil de alcanzar y podríamos decir que Vuela.
No en vano se convirtió en el primer vehículo de producción en serie con motor aspirado en dar una vuelta al mítico Nürburgring Nordschleife, el llamado ‘Infierno Verde’, en menos de siete minutos. La Cuarta edición de modelos 911 GT que fue desarrollado en estrecha colaboración con Porsche Motorsport, el departamento de competición de la marca, fue llevada a cabo recientemente en el hotel La Factoría, en Asunción.
“Los ingenieros de Porsche han logrado una transferencia impecable de la tecnología que se ve en pistas de carrera a este auto de serie”, dijo Miguel Carrizosa, presidente y director gerente de Diesa, importador exclusivo de Porsche para Paraguay. “El resultado es un deportivo único, eficiente y lleno de emociones, que ofrece unas enormes prestaciones y una gran precisión al volante. Un auto que pondrá a ‘volar’ a todos sus propietarios”.
Por su parte, Jorge Puschkarevich, gerente de Porsche Paraguay, dijo: “Es una bocanada de aire fresco que llega para mantener su liderazgo en el segmento de los superautos, en el cual a los puristas amantes de Porsche prefieren la caja de cambios manual. Por eso el auto que presentamos anoche viene con esta transmisión. Ya ‘voló’ en Nürburgring y pronto lo hará en el Aratirí, el Farid Rahal o cualquiera de los otros autódromos del país”.
Herencia que impresiona
El diseño de brazos de doble horquilla en el eje delantero y la sofisticada aerodinámica, con un gran alerón posterior anclado en forma de cuello de cisne y un enorme difusor, provienen de su exitoso hermano de circuito, el 911 RSR. Además, el motor bóxer de seis cilindros y 3996 centímetros cúbicos, que entrega una potencia de 510 caballos (375 kW), está basado en el que utiliza el 911 GT3 R ampliamente probado y mejorado en las carreras de resistencia. Esta mecánica de impresionante sonido y altas revoluciones es también empleada, prácticamente sin cambios, en el nuevo 911 GT3 Cup.