Uno de los sectores de mayor impacto en la economía local es el de la construcción de viviendas, que, además de generar una importante cantidad de mano de obra, aporta al progreso de las familias que buscan un hogar confortable y que les ofrezca servicios acorde a sus necesidades.
Obrasur es una empresa que trabaja exclusivamente en el sector privado. Nació en el año 2014 de la mano de Víctor Baranda y Carmelo Castillo, y desde ese entonces se abocó a satisfacer la alta demanda que existía en el mercado local en materia de viviendas.
FOCO conversó con el representante legal de la firma, Carmelo Castillo, quien señaló que Obrasur presta servicios bajo la modalidad “Llave en Mano”. Esto significa, la entrega de una vivienda -de patrón estándar alto- concluida a precio cerrado.
“Nuestra cartera de clientes, normalmente, está constituida por parejas consolidadas que buscan una vivienda con altos estándares de calidad”, refirió Carmelo. Anticipó, además, que el sector del real estate logrará un acelerado afianzamiento, principalmente, en la ciudad de Asunción, en tanto que el de las viviendas crecerá fuera de la capital del país.
Por otra parte, el ejecutivo indicó que la inflación es un factor determinante para la inversión en obras. No obstante, manifestó que el ecosistema que se genera en torno a este sector sigue siendo muy atractivo para los inversores. “En el rubro de viviendas, el público es bastante exigente en cuanto a calidad y terminación de obras”, precisó y afirmó que si bien el desarrollo inmobiliario en Paraguay aún es muy incipiente, tiene potencial para generar más de una década de mucho trabajo.
Análisis. El 2021 fue un año muy complicado porque el sector en sí sufrió el efecto que provocó la pandemia en el 2020. A esto se agrega la suba de precios de materiales por problemas en la frontera y por la bajante del río. A pesar de ello, el rubro de la construcción siguió tan pujante como siempre.
Desde el punto de vista de Carmelo, los efectos de la pandemia concluirán en un par de años más. “Esperamos que el 2022 sea un año de repunte económico”, auguró y aprovechó la ocasión para exponer que la demanda de viviendas continúa latente y que las tasas de créditos hipotecarios están a la baja, lo cual es un aliciente para que las familias se animen a dar el paso hacia la construcción de su hogar.
A diferencia de años anteriores, se ha mejorado en la calidad constructiva a nivel general. Por ejemplo, los pisos y revestidos que existen en plaza no tienen nada que envidiar a lo que se encuentran en otros países. En este sentido, es importante destacar que la mano de obra paraguaya es muy noble y trabaja de forma pulcra por lo que merece ser más valorada. En Obrasur trabajan aproximadamente 140 personas de forma permanente y todas ellas abrazan la filosofía de cuidar las relaciones con los clientes y hacer bien las cosas en pos de la construcción de un Paraguay mejor y con más oportunidades de desarrollo