Nancy Isabel Ocampo
Directora de En Positivo Siempre
@nanpositiva @enpositivopy
El ser humano necesita comunicarse y lo hace de varias maneras.  Así tenemos la comunicación verbal (lo que decimos con las palabras y el tono que usamos) y no verbal (cómo lo expresamos muchas veces con el cuerpo, los gestos).  Para comunicarnos, emitimos un mensaje, y es justamente allí donde al elaborar ese mensaje debemos tener cuidado de lo que vamos a decir.
Ese mismo momento donde pienso lo que voy a decir, ya inicia el proceso de elaboración de mi mensaje. Y tenemos que tener cuidado paro no lanzar una palabra que pueda dañar, molestar o herir a los demás.  Es allí cuando hablamos de comunicación positiva, cuando lo hacemos desde lo bueno, lo agradable, la palabra que da ánimo y hace sentir bien a la gente.
La propia Biblia dice que la palabra tiene poder sobre nuestras acciones, con lo que digo puedo bendecir o maldecir. Si emito un mensaje negativo, quien lo recibe obviamente va responder con cierta agresividad. Es por eso que debemos tener en cuenta esta exhortación: “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si hay algo digno de alabanza, en esto pensad. Fil 4:8
La comunicación positiva es más empática, nos ayuda a mejorar nuestras relaciones con los demás.  Da gusto hablar con una persona positiva. Es bueno pensar en positivo, pero mejor es vivir en positivo, tratando de ver el lado positivo a todo. Es una cuestión de actitud ante la vida y la forma que nos relacionamos con quienes nos rodean.
Así como existen personas que uno dice “Qué negativa es”, también estamos las súper positivas. No significa que no tengamos problemas, solo que tratamos de verle el lado positivo.
Últimamente en los medios de comunicación tenemos un alto porcentaje de noticias malas, negativas, que cuando escuchas, vez o lees, te hacen pensar que todo está mal y eso va de boca en boca. Hablas con alguien y te dice sí, todo está mal, muchos robos, accidentes, no hay trabajo. Consumir todo eso nos hace ver todo lo malo que pasa y al final terminamos creyendo que todo está mal.
Hablamos de comunicación positiva cuando lo hacemos desde lo bueno, lo agradable, la palabra que da ánimo y hace sentir bien a los demás. Varias filosofías, religiones y la psicología hablan de esto.  La misma Biblia dice “De la Abundancia del Corazón habla la boca”.  Pero tampoco es solo pensar en positivo, esto debe tener una acción, actitud de vivir en positivo. Yo decido qué tipo de información voy a consumir y trasmitir después a los demás. Te invito a pensar, sentir, actuar y vivir En Positivo.