La reactivación de mercados de alto poder adquisitivo, como el de Estados Unidos, abre un panorama favorable para la exportación de la carne vacuna. Paraguay deberá ser capaz de articular las medidas necesarias para aprovechar esta oportunidad que le permitirá conquistar nuevos destinos y mantener un buen desempeño.
La “tormenta perfecta” experimentada por el sector ganadero en el 2020, con sequía, incendios y bajos precios ya quedó de lado. El segmento volvió a la senda de prosperidad y muestra resultados auspiciosos, logrando hasta agosto del 2021 una exportación de 238.473 toneladas, por un valor de USD 1.135 millones, según los datos del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa).
Las expectativas son más que alentadoras y se espera cerrar el 2021 con cerca de 500.000 toneladas de proteína roja exportadas, que sería un resultado récord y posicionaría a Paraguay entre los principales exportadores de carne vacuna a nivel mundial. Esto también sería auspicioso para el país, ya que a medida que aumente el volumen de envío, el ingreso de divisas también irá en incremento.
Uno de los hechos resaltados por el sector cárnico paraguayo es la mejora del precio, tanto a nivel local como internacional, ya que esto genera un mayor margen para realizar nuevas inversiones que se traducirán posteriormente en mejor calidad de la carne bovina nacional. Así lo destacó el Ing. Agr. Carlos Pedretti, productor ganadero. Estos resultados se dan como consecuencia del proceso de normalización a nivel mundial luego del encierro y las restricciones implementadas en el mundo a raíz de la pandemia del Covid-19, dijo Carlos, quien también afirmó que está ayudando el avance de la inmunización a nivel mundial en contra del coronavirus.
Precios. Actualmente, los productores bovinos reciben un precio de USD 3,70 el kilo al gancho por las vacas; USD 3,85 por los novillos y USD 4 por algunos lotes especiales, de mayor calidad, tamaño y volumen. Mientras que el precio internacional promedio recibido por los frigoríficos de los compradores internacionales es de USD 5.479 la tonelada.
Desde el punto de vista del ingeniero agrónomo, el trabajo en conjunto entre el sector público y privado será clave para que Paraguay siga escalando y se ubique entre los mejores cinco exportadores de carne a nivel mundial. En esta línea, sugiere la creación de un instituto paraguayo de la carne que cumpla con el objetivo de asesorar a la Cancillería Nacional y desarrollar con el Senacsa proyectos que permitan penetrar en ciertos mercados.
Este instituto tendría como tarea llevar adelante el proyecto de clasificación y tipificación de carcaza, que actualmente ya está en proceso y se estima que estará listo para el próximo año. Por otra parte, tendrá la misión de desarrollar una política de apertura de nuevos destinos, además de mejorar la percepción de la calidad de la carne paraguaya en los mercados donde hoy ya se marca presencia, y hacer un seguimiento de los clientes.
Como tercer punto, según el ingeniero, se debe llevar adelante un proyecto de extensión pecuaria para mejorar el conocimiento de los ganaderos paraguayos en técnicas para producir mejor, sacar más kilos. “Esto solo se logra con una buena capacitación, con una buena extensión pecuaria, que es fundamental en los países”, dijo.
De acuerdo a los datos manejados por el sector, la relación ternero-vaca en Paraguay está en un 47%; es decir, hay 47 terneros por cada 100 vacas. No obstante, en Argentina esa relación es del 65%, en Uruguay del 67% y en Brasil del 60%; lo que demuestra que los principales competidores de Paraguay están muy por encima y que aún hay un extenso camino por recorrer.
Si bien el productor indicó que es muy necesaria la extensión pecuaria para lograr una mejor y mayor producción, no dejó de reconocer la calidad de la genética paraguaya y resaltó que eso está comprobado con la consagración como campeón del brangus paraguayo en la prestigiosa competencia organizada por la firma Champion Of The World Genetics & Marketing en diciembre del 2019.
Principales mercados. La cartera de clientes de Paraguay en cuanto a la carne vacuna es bastante variada, pero la lista de los principales compradores de la proteína roja nacional está liderada por Chile, que a agosto del 2021 compró el 40,5% (96.745 toneladas) del volumen total exportado por nuestro país durante ese periodo mencionado. En los primeros lugares de ese ranking también aparecen Rusia (24%), Brasil (9,1%), Taiwán (8,6%) e Israel (6,4%).
Se estima que para finales del 2021 se podría llegar a concretar la apertura del mercado de Estados Unidos (EEUU) para la carne paraguaya, un hecho que daría una mayor garantía de la calidad del producto nacional y motivaría la conquista de otros mercados anhelados por los productores e industriales, como son Corea, Japón y, por qué no, China Continental, que hoy es el principal comprador mundial de carne vacuna.