Con las Britimp Cash Box, las compañías simplifican el proceso de recaudación de billetes en efectivo. Y es que estas mini bóvedas inteligentes se encargan de que la tarea se realice de manera automática, segura y eficiente.
La tecnología se ha puesto al servicio de las nuevas necesidades del mercado, uno que es cada vez más competitivo, digital y con clientes más exigentes. Hoy día, con las Britimp Cash Box, se pueden realizar depósitos de efectivo, sin importar la hora, sin tomar riesgos de ir al banco y sin tener que esperar a que pasen a retirarlo.
Estas mini bóvedas electrónicas inteligentes logran optimizar el tiempo y mitigar la inseguridad al máximo, especialmente, de aquellas compañías que diariamente recaudan grandes cantidades de dinero en efectivo.
FOCO conversó con Esteban Britos, presidente de Britimp Seguridad, una de las compañías que introdujo al mercado esta solución tecnológica para conocer más detalles sobre la misma. Al respecto, dijo que las Britimp Cash Box fueron construidas con el objetivo de servir como depósito automático de billetes validados y verificados. Esto quiere decir que si hubiese alguno en mal estado, el sistema lo detectaría de inmediato y lo rechazaría enviándolo al Banco Central del Paraguay para ser cambiado. Sí, esta tecnología de última generación asegura al cliente la autenticidad de los billetes así como también la calidad de los mismos.
Otra de sus características es que permite realizar cortes de los valores depositados desde el último corte diario hasta la fecha; contar billetes por denominación de acuerdo a los parámetros configurados en la máquina y, no menos importante, hacer un cierre del día de los valores depositados desde el último corte, emitiendo los tickets correspondientes como documento de respaldo y control. Cabe destacar, además, que esta máquina tiene una capacidad para registrar a unos 1.000 usuarios codificados, cada uno con su acceso y contraseña de depósito.
Las Britimp Cash Box simplifican la tarea de realizar depósitos en efectivo de manera segura y eficiente. Foto: Gentileza.
Las Cash Box poseen una interfaz gráfica con una pantalla touch screen muy amigable, que permite la interconexión con un portal web en el que se brinda información en línea de los depósitos realizados.
En cuanto a la seguridad, Esteban indicó que solo pueden ser abiertas por profesionales de Britimp. Son ellos los únicos autorizados para realizar el transporte de valores desde el local del cliente hasta la base de la firma o el banco. Con ello, los clientes disminuyen al máximo los riesgos de salir a depositar esos valores a la par que optimizan su tiempo.
“Buscamos dar una solución real a nuestros clientes que recaudan grandes cantidades de efectivo, logrando que tengan la tranquilidad, de que una vez hecho el depósito, su recaudación ya se encuentra en el banco, sin la necesidad de que realicen ningún traslado”, explicó. Añadió que también garantizan a los usuarios el procesamiento de esos valores en la tesorería integral y, lo más importante, el seguro contra todo riesgo ya que al salir del local del cliente esos valores son responsabilidad de Britimp.
“Analizando todos estos beneficios y la utilidad de estas máquinas para nuestros clientes que poseen recaudaciones de efectivo diarias, garantizamos con suma confianza que son muy accesibles en cuanto al precio versus la utilidad, seguridad y optimización del tiempo de trabajo”, concluyó el presidente.