Con un complejo que producirá 2.000 toneladas mensuales de morteros y productos en polvo y unas 200 toneladas de productos líquidos y en pasta utilizados para la construcción, la firma Pennsylvania SA avanza en su ambicioso plan de convertirse en la empresa que pondrá al país en el radar del mundo.
A más de una década de su desembarco en América del Sur, Benoit Libourel mantiene la misma fascinación con la que llegó desde Francia en busca de nuevas experiencias. Contó que Paraguay despertó en él un interés particular, a tal punto que se dejó seducir por la idea de emprender un negocio propio en la “tierra de infinitas oportunidades”, como él mismo la califica.
En plena pandemia y asociado a un empresario uruguayo que venía exportando sus productos a nuestro país desde hace unos 15 años, fundó Pensylvannia SA y se abocó a la tarea de fabricar y comercializar materiales que el mercado interno ya estaba necesitando, pero con la visión de ampliar el portafolio de productos para satisfacer la demanda local.
“Nos encontramos con un mercado al que le hacía falta mayor competencia en cuanto a industrialización de materiales para la construcción”, manifestó Benoit e indicó que muchos de los productos que hasta ahora son importados pueden ser fabricados en nuestro país y con altos estándares de calidad.
Producción a gran escala. El segmento del real estate en Paraguay se ha vuelto muy dinámico y competitivo. Hay nuevos jugadores que se están posicionando, constructoras con nuevas ideas, arquitectos más audaces, técnicas constructivas y materiales de construcción cada vez más modernos.
Atendiendo a este auge, los directivos de Pensylvannia decidieron enfocarse 100% a cubrir la demanda local y una vez consolidada -según lo proyectado en 36 meses- buscarán insertarse a los mercados limítrofes regionales como Argentina y Bolivia, que ya han manifestado su interés de trabajar con la empresa.
“Estamos culminando la instalación de una nueva unidad de producción. Una vez que esté 100% operativa tendremos una capacidad de producción de 2.000 toneladas mensuales de morteros y productos en polvo y unas 200 toneladas para fabricación de productos líquidos y en pasta”, precisó Benoit.
Al mismo tiempo comentó que los productos estrella hoy día son los adhesivos y pastinas para cerámicas y porcelanatos, hidrófugos y aditivos para mezclas cementicias, pinturas asfálticas y membranas de impermeabilización. “Nos vamos a consolidar y posicionar como líderes en fabricación de materiales de construcción de calidad internacional. Nuestra trayectoria en Uruguay (primera empresa exportadora de membranas líquidas de impermeabilización del Cono Sur) sumada a nuestra experiencia profesional trabajando en multinacionales con altos estándares de eficacia serán nuestras principales fortalezas para encarar los próximos desafíos”, sostuvo.
Novedades. La innovación forma parte del ADN emprendedor de Benoit y su socio Germán. Esto se observa en el ambicioso plan de desarrollo que vienen impulsando y que contempla 14 lanzamientos de productos para los próximos 10 meses.
“La idea es cubrir la totalidad del espectro constructivo y las necesidades de nuestros clientes con productos de calidad. Esto requerirá de mucho trabajo de innovación, investigación y desarrollo, tanto en formulaciones como también en marketing, packanging, etc”, enfatizó. Y agregó que la tarea será aún más desafiante teniendo como contexto actual el incremento generalizado de los costos de fletes y de materias primas.
Por otro lado, anticipó que la principal novedad será el inicio de las actividades en la nueva planta industrial ubicada en un predio de 11.000 m2 en la ciudad de Limpio, camino a Piquete Cué. “Esta será la base de todas nuestras operaciones locales y la superficie disponible nos permitirá ver con serenidad el crecimiento de nuestras actividades a mediano y largo plazos”, puntualizó.