Anticipándose a la crisis, Banco Itaú logró proteger a su principal activo: su gente. Esto le valió el tercer lugar del ranking, en la categoría de Multinacionales con más de 150 colaboradores.
La resiliencia fue la clave del éxito de Itaú, entidad bancaria que se ubica en el tercer lugar del competitivo ranking. Norma Prantte, superintendente de Personas, Calidad, Sustentabilidad y Marketing de la firma, reveló que los líderes apostaron por empoderar al equipo. Y es que la capacidad de delegar generó compromiso y confianza en ellos, reforzando los resultados.
“Nuestro rubro nunca paró porque teníamos que asegurar la cadena de pagos, por lo tanto nuestra prioridad fue y sigue siendo cuidar la salud de nuestros colaboradores, lo que nos mantuvo cerca de nuestros clientes. Fuimos determinantes en tomar decisiones rápidas; establecimos protocolos de cuarentena para colaboradores que regresaban del exterior, antes de que se detecte el primer caso en nuestro país”, relató.
Norma Prantte, superintendente de Personas, Calidad, Sustentabilidad y Marketing de Banco Itaú.
Este reconocimiento, representa para Itaú una satisfacción muy grande y un orgullo, porque demuestra que todas las acciones implementadas se basaron en decisiones correctas. “También es una responsabilidad y un desafío que nos impulsa a seguir pensando en mejores prácticas que sean asertivas para cuidar el talento humano”, afirmó.
Bajo la premisa de “Las personas son todo para nosotros”, Itaú mejorará la experiencia del colaborador y, además de garantizar el protocolo sanitario, seguirá implementando acciones que propicien la unidad como: Queremos escucharte, Entrenamientos exclusivos, Experiencias para vos, Apoyo psicológico con profesionales especializados, entre otros.