Por Luiz Buccos
Director Regional Fundación Don Cabral
Apenas iniciamos 2021 y muchos van a creer que el simple cambio de calendario transforma la realidad. Perdón por la mala noticia pero, no es así.
COMPRE CAMELLOS
Hasta 2020 existía una fiebre por unicornios. Como mágica, jóvenes y adultos ambiciosos, solo pensaban en crear una startup para que fuera evaluada en USD 1 Billón, hacer Sociedades Anónimas y confirmar su plan de retiro.
Aunque existan excepciones de personas involucradas en genuinamente solucionar problemas para los consumidores o incluso la humanidad, el objetivo de volverse rico siempre hace parte de los planes.
Para quien ya estuvo dentro de startups, en especial durante sus primeros años, sabe que todo funciona como un gran test.Y 2020 fue apenas el inicio de un largo “stress test” que todas organizaciones van a atravesar por algunos años más. Estamos al frente de un gran desierto, hace falta consumidores pues con el lockdown hubo aumento del desempleo y por lo tanto menos ingresos.
Hace falta crédito pues el efectivo en caja no es suficiente para mantener las operaciones de compra de insumos y la cartera de clientes no es confiable para conceder crédito. Existe una abundancia de opciones tan grande que la fidelidad de los consumidores ya no dura décadas... apenas unos pocos años.
Es por todo eso, que les digo compren camellos. Lindos Unicornios no sirven para el desierto que se presenta.
ESTRATEGIA Y ACCIÓN
Sobrevivirán organizaciones resilientes que construyen, comunican y viven un claro propósito de existencia.
Construir una visión no es seleccionar palabras bonitas, impactantes y motivacionales. Requiere mucha investigación de mercado para posicionarse donde realmente su oferta se hace necesaria, al final es la demanda que determina la oferta - no a la inversa.
Definida la visión, hay muchas acciones que serán ejecutadas para tornarse realidad, pues, de lo contrario será apenas una ilusión. Frente al desierto que se presenta, muchas organizaciones buscarán un oasis de tranquilidad, otras creerán que por ser Unicornios con valor de mercado de USD 1 Billón nada podrá abalar sus negocios mientras otras organizaciones piensan que solo el cambio de calendario ha hecho la magia de arreglar todo.
En Fundación Don Cabral ayudamos a transformar organizaciones paraguayas en camellos, pues, los unicornios lindos usted ya lo sabe que no atraviesan desiertos. La esperanza no es una estrategia.